Muchos de nosotros al empezar un nuevo año nos planteamos metas, buenos propósitos para cumplir: Dejar de fumar, adelgazar, ir al gimnasio, conseguir un trabajo mejor… Sin embargo, la mayoría de las veces, estos buenos propósitos, aunque los empezamos con muchas ganas, los abandonamos pronto. Establecer objetivos es fundamental para lograr aquello que queremos en nuestra vida.

Para poder conseguirlo hay que tener en cuenta unas pautas fundamentales:

- Concreta tus objetivos: Que sean específicos, claros y concisos. Si es necesario puedes dividirlos en sub-objetivos. Así, me pondré como objetivo ir 3 días al gimnasio. Cuando este sub-objetivo lo logre añadiré otros.

- Empieza por objetivos que sean fáciles: Para que con poco esfuerzo consigamos un resultado. El objetivo de correr dos horas, lo más probable es solo lo hagamos un día, mientras que si nos marcamos correr 15 minutos para luego ir subiendo el tiempo nos resultará más fácil.

- Crea hábito: Tirar de fuerza de voluntad únicamente es muy costoso. Si quiero ir al gimnasio tres días en semana es mejor que siempre vaya los mismos días y a la misma hora. De esta forma, esta actividad se convertirá en un hábito que me resultará más fácil llevar a cabo.

- Se disciplinado: No faltar nunca a menos que sea una causa de fuerza mayor. Si estoy cansado, me da pereza y no voy un día, lo más probable es que acabe por abandonarlo. Para ello, es bueno tener frases como “ya sé que me da pereza pero cuando luego acabo me siento muy bien”.

- Refuérzate: Cuando realices tu objetivo valora tu esfuerzo y los logros que vas consiguiendo. Esto te ayudará a ver que merece la pena y que, si sigues por esa línea, irás consiguiendo lo que te has propuesto.

- No te castigues: Si un día no cumples el objetivo plantéate qué ha pasado, e intenta aprender de esa situación.

-No abandones: Si un día fallas, piensa: “Aunque he fallado no pasa nada, mañana lo vuelvo a intentar” “es normal que algún día no lo consiga pero eso no significa que no pueda lograrlo”.

Sobre todo cree en ti mismo, persevera y no te rindas, nada es imposible…